REFORMISMO, ESTADO Y REVOLUCIÓN (Por: Alcedo Mora Márquez)

16.09.2009 23:24

 

Hablar, conducirse y pensar como un reformista, es sencillamente actuar como un contrarrevolucionario, todo reformista es inseguro de sus propias actuaciones, es ambivalente y poco objetivo al momento de percibir una realidad, desde su óptica actúa y justifica todas las incapacidades; un reformista es un ser con una concepción ideológica pobre y de derecha, jamás lo podremos ver como un revolucionario. Un reformista puede ser y auto conceptuarse de: Izquierda, Centro Izquierda, Centro Derecha, o de Derecha, pero nunca jamás podrá actuar como un revolucionario, el verdadero revolucionario es aquel que es capaz de concebir y transformar una realidad a una nueva realidad, es un verdadero creador de ideas y nuevos conocimiento, es dialéctico en la construcción del conocimiento y en la transformación de la sociedad, el reformista se contrae frente a las realidades, es frívolo, jamás visualiza una nueva situación revolucionaria y esto le hará imposible tener una visión objetiva sobre la realidad concreta.

 

El Reformista es: Revisionista y Reformador.

 

El Revolucionario es: Hacedor, Creador y Transformador.

 

Ahora bien, debemos por comenzar a definir desde el punto de vista político-ideológico su comportamiento, su actitud, incluso su forma de ser. Esencialmente un reformista es un ser escaso de conocimientos ideológicos y falto de compromiso, su actitud frente a la vida responde a intereses particulares y personales, justifica todo, no tiene un sentido profundo de la crítica y la autocrítica y de la realidad, piensa que la transformación se puede ejecutar a través de reformas sin afectar en lo profundo el orden establecido, convive plácidamente con el poder constituido y sus aliados. Asume el populismo como una forma de vida, no le interesa transformar nada, solo piensa que reformando una parte o incluso todo puede transformar la realidad, es un ser carente de imaginación y de doctrinas transformadoras y creadoras, básicamente se comporta y actúa como un oportunista, esencialmente es un sirviente del poder, domado desde el punto de vista ideológico por el estado, es un tránsfuga del conocimiento, termina por aceptar en su multiplicidad a las estructuras del poder y del estado a quien dice combatir.

 

El Reformista es oportunista por excelencia, siendo esa su naturaleza simbióticamente humana; ideológicamente es de derecha, independientemente que su discurso sea "revolucionario" = (es seudorevolucionario y populista), se congratula y se envilece ante el poder, una especie de <>. Estos se caracterizan por ser grandes encantadores de serpientes, tienen la facilidad para la manipulación y la mentira, son perversos y moralmente son faltos de ética, aunque "inspiren a los pueblos" cierta autoridad moral y respeto, esta se emana producto del modelo de dominación preconcebido del estado y el estado en cualquier sociedad no deja de ser el factor dominante y alienante, éste ha creado su propia lógica de dominación.

 

De tal manera que la dualidad del estado, tiene su propia estrategia de dominio, sus propias categorías y sus sirvientes a El Estado-Global y El Estado Nación; no importa quien éste afuera o adentro, lo que importa es que convalide su actuación por el cual nadie pueda estar contra el estado, él reformista no intenta nunca destruirlo, al contrario, procede desde su lógica y desde su concepción a consolidarlo, conservarlo y preservarlo.

 

¿Pero cómo está constituido el Estado-Global, indistintamente el epíteto o calificación que le demos? Ésta constituido por cuatro elementos fundamentales desde su misma creación (Desarrollo-Progreso _ ciencia y Tecnología) no debemos olvidar que éstos se constituyeron y se constituyen sobre la premura y las ópticas occidentalistas, donde la vida, toda forma de vida en el planeta y el mismo planeta es convertido en mercancía; ¿si es una mercancía con la cual se benefician unas elites, por qué no convertirlo en un negocio el cual produce ganancias?, es decir ¡plusvalía!, y para tal motivo era fundamental producir y crear estructuras para la regularización de sus dominios y lo más perfecto era la creación del Estado, lo que podríamos llamar El Estado Global; y este está integrado por los Estados-Nación, el cual está constituido por un Territorio, una Población y una Constitución, que en sí se corresponden, se articulan y sé someten al Estado-Global.

 

Entonces perfectamente podemos llegar a la conclusión que hoy el estado en sus múltiples expresiones, sigue siendo una forma constituida para la defensa de las élites y de sus propios intereses, indistintamente por la vía que se llegue a él; "Golpes de Estado, Rebeliones, Elecciones, etc." Ellos los Reformistas, serán garantes intrínsecos de su defensa y de sus intereses y estos nunca atentarán contra los verdaderos intereses del estado.

 

Ahora bien, si una revolución no se propone como proyecto ideológico, político, filosófico, cultural, artístico, literario, espiritual, científico, tecnológico incluso militar la destrucción del estado y todos sus instrumentos de dominio hasta desaparecerlo, liquidarlo, esa revolución pierde su carácter revolucionario para transformarse en un proceso reformista.

 

Pero el problema es mucho más complejo, es radicalmente complejo, es una confrontación de valores contra valores entre dos modelos civilizatorios, entre las fuerzas de la dominación y las fuerzas de la emancipación.

 

En su gran mayoría el llamado pensamiento de las ciencias sociales y económicas cabalgaron sobre la ideología de la toma del poder "El Estado" y desde ahí se pretendía transformar la sociedad, cosa que no resulto cierta, el poder "El Estado" fue engullendo cada una de estas grandes revoluciones, ejemplos; muchas: (china, rusa, alemana, vietnamita, cubana, etc.) y termino liquidando cualquier pretensión de revolución. Estas fueron liquidadas por la sencilla razón que todas se dieron en el marco del capitalismo y con la lógica del capitalismo, ya que esas "Revoluciones" a bases de reformas querían transformar la sociedad, cosa que les fue imposible por el mismo carácter en como está concebido he instrumentado el estado.

 

Bien, podemos decir categóricamente que el estado no ésta representado físicamente, por ejemplo en un edificio o una estructura X, Y o Z. pero sí ésta constituido en un modelo Económico-Sociocultural, Científico-tecnológico. Tiene sus propios símbolos y leyes por los cuales se rigen los Estados-Nacionales y Globales.

 

El estado ha creado sus propias instituciones como órganos auxiliares para regularizar y protegerse de las causas y los efectos de las amenazas, indistintamente donde se originen, lo cual ha sido realizado desde la propia óptica occidental, sin distinción de su concepción ideológica siempre y cuando estén al servicio del estado, pero el estado pretende seguir siendo el catalizador principal para mantener el dominio y para tal efecto se ha armado de un conjunto de constituciones y leyes jurídicas y sociales que se expresan así: Constituciones Nacionales y Leyes regularizadoras y estas se corresponden a las Leyes Globales, estas instituciones globales (ONU, OEA, OTAN, FMI, BM, etc.). Son los que norman al Estado Global y al Estado Nación, regulando así sus propias expresiones: económicas, políticas, religiosas, culturales, científicas, tecnológicas, y de policías y ejércitos, etc. para imponer sus dominios, por cualquiera de estas vías deben ser sometidos los seres y controladas sus vidas, sus territorios, etc.

 

Existen algunos análisis en cómo se dan esas relaciones de poder entre estados desiguales y del propio estado contra sus ciudadanos. "En tiempos de esclavitud, nada más legalizado que la servidumbre. En épocas de globalización, pocas cosas con más visos legales que la desigualdad y la explotación. La primera preocupación de todo opresor es darle apariencia de legitimidad a sus abusos." Pág. (7) Las Cadenas Jurídicas de la Globalización. Luis B. García y Fermín T. Jiménez/ Editorial Orijinal/ Venezuela/ Septiembre 2002.

 

Ahora bien ¿cómo destruir ese poder? Hemos venido haciendo algunas reflexiones y definiciones sobre las relaciones de poder y como estas se manifiestan o se expresan, incluso como están concebidas las propias concepciones ideológicas a través del pensamiento, las relaciones de poder y el estado; es un deber citar a uno de nuestros más grandes y brillantes filósofos de nuestro tiempo, cito: "Como vemos, los dirigentes rusos de la revolución subordinaron el enfoque científico y las transformaciones tecnológicas a la toma del poder político y a las subsiguientes transformaciones sociales, olvidándose de que la tecnología juega un papel político de primer orden en la sociedad. Mal podría entonces la nueva sociedad –el socialismo- desarrollarse armoniosamente con un sistema de fuerzas productivas heredadas o copiadas del capitalismo." Pág. (60) Una Nueva Energía para la Vida en la Tierra/ Ibrahim López García/ Ediciones Libros Blancos/ Venezuela/ Noviembre 1993.

 

Más adelante apuntaba nuestro camarada Ibrahim López García: "La tecnología actual, capitalista o socialista, no tiene como finalidad "…la vida y alentar los procesos de (su) crecimiento y florecimiento, sino explotar el poder y poner una parte cada vez mayor del ambiente y de la vida humana bajo formas de control y regimentación más y más rígidas" (15)" Pág. (60) Ibrahim López García/ Ídem.

 

Ibrahim López con toda sabiduría y claridad ideológica de un verdadero revolucionario y con gran agudeza nos esclarece el concepto. "Entendemos que los problemas a resolver son mucho más amplios y más profundos en el capitalismo que en el "socialismo actual;" (las comillas son mías) pero es indudable, a la luz de lo anteriormente expuesto, que esta última sociedad, de seguir utilizando los mismos patrones tecnológicos del capitalismo, no logrará una plena felicidad de los pueblos, a menos que ellos impongan revolucionariamente un nuevo enfoque científico y una aplicación tecnológica encaminada hacia el bienestar y la defensa de la vida en el globo como metas permanentes" Pág. (61) Ibrahim López García. Ídem.

 

El Modernismo y Posmodernismo.

 

El modernismo y posmodernismo nos ha conducido a esta realidad donde el hombre automáticamente comienza a producir su propia decadencia, sí se sigue transitando este camino científico-tecnológico o éste modelo de desarrollo del capitalismo, estaremos garantizando y convalidando el exterminio de las especies, ese modelo de desarrollo capitalista no es más que la piratería del conocimiento y la vileza de las ideas, el cual ha sido desarrollado infamemente contra la humanidad, donde la vida dejo de ser lo más hermoso de la evolución de la naturaleza, para convertirse en una simple mercancía objeto de modificaciones, esto se da a través de la ciencias y las tecnologías que han servido como instrumento de codificación y de dominación de todas las formas de vida en la tierra, pero también es bueno aclararlo que esto es producto del Estado y sus relaciones de Poder. "Para el capitalismo, como para el socialismo real, el problema no está en el amor por la humanidad, ellos lo ignoran, el problema es quien tiene el poder y de allí que ambos discursos utilizan la palabra, para hacer de ella una máscara que se colocan en su condición de opresores, para impedir que le vean el rostro a la realidad de ambos modelos y sirve de trampa para los dominados. Ese discurso tramposo sirve para crear leyes a nombre del estado, que les permita legalizarse y justificarse en el poder. Pág. (63) Globalización- relaciones de poder- doctrina militar/ Enrique Contreras Ramírez/ Editorial RUPTURA/ Junio 2009.

 

Este modelo de desarrollo no solo liquida al ser humano, es, que, nos está llevando al exterminio, por ésta vía se está liquidando toda forma de vida en el planeta incluyendo la destrucción total del mismo, impuestos por las ciencias y las tecnologías, y ejecutados por el poderoso aparto del estado, decimos que estamos en el deber de caminar hacia el quiebre de paradigmas; paradigmas hoy impuestos a través de los modelos de desarrollo globales del estado. Paradigmas instrumentados para la esclavización de más del 90% los seres de la población mundial, sometida por unas élites. Ni el socialismo real, ni el capitalismo, garantizan la felicidad y la plena independencia y soberanía del ser humano, hay que construir un Tercer Camino, realmente alternativo para la total liberación y emancipación de los seres humanos.

 

El camarada Enrique Contreras lo expresa de ésta manera: "Es el poder del Estado, sus leyes, sus estructuras, sus instituciones, que se encargan de reproducir esa lógica para corromper y dominar, se presenta en ambos modelos económicos-sociales (capitalismo-socialismo), claro está, en sus diversas variables, connotaciones, interpretaciones y estilos, pero que reproducen igualmente esas relaciones deshumanizadas entre dominante-dominado. Son sistemas para domesticar, idiotizar y enajenar, negando la participación conciente del ser humano como sujeto integrante de una sociedad con preocupaciones compartidas, que desea participar de manera constructiva, atendiendo a su rol histórico, en el firme compromiso de avanzar cualitativamente en la formación de un mundo más humano". Pág. (77) Enrique Contreras Ramírez/ Ídem.

 

Ahora bien, este modelo de enajenación del ser humano no es nada nuevo, veamos el análisis y la reflexión de Carlos Marx, en su justa dimensión, cito: "Por medio de un contrato social originalísimo. "La humanidad… adopto un método muy sencillo para fomentar la acumulación del capital", que, naturalmente, se le venía antojando desde los tiempos de Adán, como el fin único y decisivo de la existencia del hombre; "se dividió en dos grupos: en los que se apropiaron del capital y el de los que se apropiaron del trabajo… esta división fue el fruto de un acuerdo y una combinación espontáneos".7 dicho en otros términos: la masa de la humanidad se expropio a sí misma en aras de la acumulación del capital". Podría creerse que el instinto de este fanatismo de sacrificio y renunciación debió desbordarse sobre todo en las colonias, único sitio en que concurren hombres y circunstancias capaces de transportar un contrato social de este tipo del reino de las nubes al terreno de la realidad". Pág. (652) El Capital/ Carlos Marx Vol. I / Editorial: Fondo de Cultura Económica/ México-Bogotá/ Mayo 1977.

 

Hoy tenemos un reto supremo y es como está escenificado el escenario de la vida en sus múltiples expresiones y en todas sus manifestaciones, en el arte, la literatura, la cultura, la filosofía, etc. Es la persistencia por la evolución y la transformación de la sociedad hacia una vida más humana y sincera. Es la búsqueda permanente del hombre hacia la felicidad. "El contenido es la fuerza revolucionaria que cambia la forma, y, en el arte la disensión entre contenido y forma prosigue, alcanzando en un momento determinado el equilibrio hasta que nuevo contenido exige nuevas formas" Pág. (91) La Libertad en el Arte/ Honor Arundel/ Editorial Grijalbo, S.A. México, D.F. 1967.

 

Bien lo decía, parafraseando a nuestro Libertador, Simón Bolívar: "Por la ignorancia nos han sometido más que por la fuerza"… y más adelante señalaba: "Un pueblo ignorante es instrumento sólido de su propia destrucción." De tal manera que, no es sencillo romper con los paradigmas establecidos, se necesita de mucha agudeza en este complejo mundo alienado y alienador, donde debemos convertirnos en mensajeros de un mejor destino para la vida y para toda la humanidad, esto pasa por desenmascarar, desmontar, erradicar y liquidar un discurso engañoso, pero para llegar ahí sabemos que pasa por una profunda reflexión lo cual nos llevará a una profunda confrontación de valores contra valores, entre las fuerzas de la emancipación contra las fuerzas de la dominación, es lo que nuestro camarada Douglas Bravo, llama y define más o menos así: "Crear la ruptura anímica en el individuo hasta alcanzar la ruptura creadora en lo social".

 

Es en este marco del debate donde tenemos que dar la batalla ideológica, política, cultural é incluso militar, etc. Frente al reformismo. El llamado Socialismo del Siglo XXI, no es más que una entelequia del poder constituido, un cascarón de ofertas engañosas para aniquilar el avance y las luchas del pueblo, el compañero Pablo Hernández lo define de esta manera acertada: "Este socialismo del siglo XXI, basado en una verborrea cansona, llena de lugares comunes, sobre la pobreza, la verdad verdadera, la justicia, la paz, etc., implorando a cada momento a Dios y Jesucristo, este "socialismo llorón" , es un arma a la cual recurre con frecuencia la burguesía, para llevar adelante sus planes de expansión, sobre todo cuando derrota al movimiento obrero y popular" Pág. (84) Pablo Hernández/ El Verdadero Golpe de PDVSA/ Editorial: Imprenta Internacional, C.A./ Venezuela/ Julio 2006.

 

Ahora bien, ¿cómo profundizar y radicalizar el proceso revolucionario, para salir de este laberinto en el cual nos quieren anclar? Es fundamental la unidad de los revolucionarios en las supremas luchas del pueblo hacia un estadio superior de lucha, fundiendo el conocimiento monolíticamente en la unidad de las fuerzas de la emancipación, donde cada uno, cada colectivo, cada pueblo, en una sola acción de la unidad motora, sea capaz de derribar los muros, para producir la síntesis, de las nuevas jornada de luchas que debemos iniciar como una eclosión de tempestades, contra este obstinado tiempo vergonzoso del mundo globalizado, donde los seres somos sometidos sin probidad alguna al Estado, al capital, a las leyes y a la vileza del infortunio de los hombres que emana del poder.

 

A MANERA DE CONCLUSIÓN espero que este ensayo:

 

REFORMISMO, ESTADO Y REVOLUCION, abra las puertas para continuar el debate, y sirva como herramienta teórica-practica he irreverente contra el poder constituido y todas sus expresiones que de él se originan como mandato, donde la vida está condicionada de manera perversa por una Ciencia y una Tecnología al servicio de la Maquina, el Capital y el Estado, donde el ser humano y toda forma de vida, en su esencia es enajenada convertida en mercancía, esto nos lleva a pensar el mundo de otra manera, donde; ni la democracia, ni el socialismo y mucho menos el capitalismo han resuelto el problema, al contrario a envilecido a la humanidad, solo la Convivencialidad como vía de una nueva humanidad y de un Tercer Camino, será capaz de crear un nuevo modelo de vida donde seamos capases de vivir y convivir con la naturaleza en relaciones iguales.

 

De tal manera, hoy le apostamos a una Nueva Civilización, a una nueva interpretación de la vida, de las relaciones humanas y de la naturaleza, donde la vida esté determinada por las leyes universales de la Naturaleza y no por las leyes del Estado y todo su andamiaje.

 

De tal manera me refiero, a que, la comunidad científica mundial tiene un enorme compromiso con la humanidad, de ellos y nosotros dependerá en alto grado, ese gran aporte para avanzar hacia una Nueva Ciencia y una Nueva Teología para la liberación y la emancipación de los pueblos y esto no escapa a ninguna de las ramas de las ciencias, aporte que debe confrontar en todos sus escenarios, a las ciencias y las tecnologías del capitalismo.

 

Estoy absolutamente seguro que es fecunda la revolución cuando se trata de transformar la realidad, de romper con el orden establecido, estoy absolutamente convencido que la vida se impondrá sobre la muerte decretada, y que la humanidad saldrá victoriosa con el derrumbamiento del Estado = (El Capitalismo y El Socialismo en sus ridículas y múltiples expresiones). Esto será posible si continuamos taladrando sus cimientos que la soportan, y cualquier aporte en esta dirección ya es ganancia para la humanidad y para la vida. De ésta manera concluyo parafraseando a nuestro inmortal camarada Fabricio Ojeda:

 

"SOLO LA LUCHA DIARIA CONSTANTE Y SISTEMÁTICA NOS PUEDE LLEVAR A LA VICTORIA FINAL".

 

Alcedo Mora M. Destacado activista popular revolucionario del estado Mérida. Responsable de las organizaciones PRV-FALN-Ruptura y "Tercer Camino" en la entidad, además es vocero del Secretariado de los Colectivos Revolucionarios en el Estado Mérida.

 

Fuente: http://rupturaorg.blogspot.com/2015/03/reformismo-estado-y-revolucion-alcedo.html