ALCEDO SIGUE DESAPARECIDO

30.03.2015 00:00
Alcedo Mora, trabajador de la gobernación de Mérida, fue raptado hace un mes por desconocidos, tras denunciar un supuesto caso de corrupción en Pdvsa. A su hijo le duele que el gobernador Alexis Ramírez guarde silencio, a pesar de ser trabajador de esa instancia. Tampoco se han pronunciando la Fiscalía ni la Defensoría. El tiempo corre y el gobierno debe hacer algo
Xabier Coscojuela @xabiercosco

Desde el pasado 27 de febrero no se sabe del paradero de Alcedo Mora, un empleado de la gobernación de Mérida, y quien había recibido unas amenazas por haber denunciado supuestos casos de corrupción.

 

Mora está desaparecido. También se desconoce el paradero de Esneider Vergel y Eliecer Vergel. Los familiares de Mora han acudido a diferentes instancias, pero no han obtenido el resultado que esperan: que su familiar aparezca sano y salvo.

 

El hijo de Mora, del mismo nombre, resiente la poca receptividad que ha tenido el gobernador del estado Mérida, Alexis Ramírez, a pesar de que el desaparecido es un activista político de izquierda con más de 40 años de militancia en las filas del PRV-Ruptura y Tercer Camino y que trabaja en la gobernación de ese estado.

 

“Lo veo callado, silenciado. Hace cuatro días nos reunimos con él, nos ofreció unos recursos. Está sin respuesta”.

 

Alcedo hijo está convencido de que la desaparición de su padre tiene que ver con las investigaciones que venía realizando a Pdvsa, respecto a lo que ocurría en el llenadero de El Vigía y a nivel nacional con el comercio de la gasolina.

 

Su convicción se basa en lo que su padre le dijo a su hermano Simón: lo estaban siguiendo y unos días antes de su desaparición fue agredido por un hombre que se bajó de una camioneta Hilux  negra y quien le habría dicho “mira maldito viejo te vamos a matar” y lo instó a que dejara las cosas tranquilas.

 

Asegura que su padre se afeitó el bigote, dejó de usar gorra y no podía conciliar el sueño, por el seguimiento de que era objeto y por la agresión y la amenaza recibida.

 

De los hermanos Vergel no sabe mucho. Conoce a Eliecer, es un refugiado colombiano a quien su padre ayudaba desde su trabajo en la gobernación de Mérida. A Esneider no lo conoce, pero le aseguraron que fue interceptado por unos hombres que tripulaban una camioneta Hilux negra en el sector La Jabonera de Caja Seca.

 

“Son personas que han sufrido mucho y no se atreven a hacer denuncias porque son refugiados, pero el consejo comunal le dio una carta de buena conducta”.

 

En el último mensaje de texto que sus familiares reconocen como de Alcedo Mora, éste aseguraba que le habían dictado una orden de detención que iba a ejecutar el Sebin. El defensor del pueblo, Tarek William Saab aseguró a través de su cuenta en Twitter que ningún cuerpo policial del país tenía una orden para detener al funcionario de la gobernación de Mérida.

 

El hijo del desaparecido asegura que fue Luis Martínez, secretario de la gobernación de Mérida y  jefe de su padre, quien le informó que había una orden de detención en su contra y que lo investigaban por un delito común, algo de lo que asegura su padre no es responsable, pues “es un revolucionario a carta cabal”.

 

Espera que Alcedo Mora aparezca pronto y en perfectas condiciones de salud. Confía en que el fiscal con competencia nacional Orlando Padrón logré dar con pistas que permitan hallar a su progenitor. Anuncia que para el 9 de abril está organizado un acto en el Centro Cultural Tulio Febres Cordero, donde organizaciones sociales, colectivo de Mérida, Táchira y Trujillo exigirán la aparición de Alcedo Mora. El evento concluirá con una concentración frente a la sede de la gobernación merideña.

Fuente: http://www.talcualdigital.com/Nota/visor.aspx?id=114709&tipo=AVA